Poner a bailar la situación – Revolución del cuidado!

logo care revolution

Dieser Post ist auch verfügbar auf: Alemán, Checo

Grupos queer feministas forman parte integrante de las protestas Blockupy desde 2012. Decimos que no basta que el poder y la propiedad cambien de manos. Es necesario cambiar lo fundamental. Como feministas colocamos a la Vida en el centro de las preocupaciones y lo oponemos como utopía al afán de lucro. La producción, la distribución del tiempo, la sociedad entera ¡deben dar un vuelco de la cabeza a los pies!

La ceremonia de inauguración del Banco Central Europeo el 18 de marzo debía ser nuestra fiesta. Pero esta celebración se redujo a una “cena con velas” – se canceló la fiesta. Sin embargo esto no nos impide bailar: hay que obligar a bailar a esta situación petrificada cantándole su propia melodía. Blockupy no faltará cuando el 18 de marzo el Banco Central Europeo sea inaugurado por un círculo reducido de personalidades. La fiestecita que celebren puede que sea modesta. Pero el impacto de sus políticas sigue produciendo condiciones de vida que no queremos y a las cuales nos resistimos – junto con un gran número de personas y grupos. El Banco Central Europeo quizá quiera hacerse la mosquita muerta, ¡no así nosotras!

Nuestro doble fardo se llama capitalismo y patriarcado

¿Qué tiene que ver el Banco Central Europeo con que la preocupación por lo humano siga relegándose cada vez más al fondo? Las políticas de la Unión Europea ejercen una presión cada vez mayor sobre todas las áreas de la reproducción social. El Banco Central Europeo es un ícono de estas políticas – un símbolo poderoso. Desde la crisis de 2008 el debate público se ha centrado en paquetes de rescate. Pero no se rescata gente, ni tampoco los logros sociales, ni la previsión pública del bienestar. ¡No! Se rescata bancos y capital privado. Too big to fail! (Demasiado grandes para fracasar) La vida de cientos de miles de personas no importa – ni aquí en Europa ni fuera de Europa.

Los bancos y el capital se benefician con la crisis. Las consecuencias de crisis que nos afectan directamente a todas y todos – como el desempleo masivo, la privatización, la falta de atención médica, los recortes en educación, etc – han de ser resueltas individualmente. Y siempre que se trata de proporcionar cuidado a las personas, son en su mayoría mujeres a quienes se les atribuye esta responsabilidad en nuestra sociedad, se les impone aceptar la explotación como hecho normal por “amor”. El hecho de que las mujeres sean capaces de cuidar no es una debilidad, sino su fortaleza ​​y la fortaleza de todas aquellas personas que han comprendido que no es indispensable nacer como mujer para colocar el Cuidado, el Amor y la Solidaridad en el centro de la Vida.

La Crisis de la Reproducción es una crisis global y multiforme, a la cual sólo podemos responder con una resistencia global. Esta resistencia ya ha comenzado. Confrontamos el aislamiento y las estrategias de solución individuales con la solidaridad y desarrollando estrategias de acción colectiva. La revolución no tiene que comenzar en las fábricas. Aprendemos de las poblaciones rurales, indígenas, de los movimientos feministas y anti-coloniales. Estamos con los movimientos de resistencia en las fábricas, pero extendemos la resistencia al interior de la zona reproductiva. La explotación no remunerada que se realiza aquí reduce de manera sustancial el costo de la fuerza de trabajo, aumentando el beneficio y el lucro. Por lo tanto contribuye a la explotación capitalista.

Una mirada más allá de las narices abre nuevas perspectivas y estrategias para vivir sin capitalismo. Ya existen en muchos lugares del mundo enfoques que colocan el buen vivir en el centro de atención. En todos los países en los que la Troika impone actualmente con brutalidad medidas de austeridad y empobrecimiento, surgen alternativas al modo de producción capitalista, crece la solidaridad y la resistencia. Nuestra solidaridad está con las y los afectados por la guerra de los ricos contra los pobres. Nuestra solidaridad está con quienes se unen para construir algo nuevo y para resistir a la destrucción del ser humano y de la naturaleza.

Echemos un vistazo hacia Grecia: sólo en Atenas dependen entre 250.000 y 280.000 personas de los comedores populares. El número de personas sin techo ha aumentado en el país desde que comenzó la crisis en un 30 por ciento. En la ciudad de Atenas el número debe ser mucho mayor: Más de 20.000 mujeres atenienses viven bajo el cielo abierto. Nuevo en ello es el espectacular aumento y la alta proporción de mujeres. El 65 por ciento de las mujeres jóvenes griegas no tienen empleo. El nuevo gobierno griego está reclamando en voz alta lo que es evidente por sí mismo: poder asumir una posición que permita “introducir esas reformas sustantivas y amplias que son necesarias para restaurar el nivel de vida de millones de ciudadanas y ciudadanos griegos mediante un crecimiento económico sostenible, un empleo suficientemente remunerado y la cohesión social “.

Sólo gracias a la solidaridad y cohesión social internacional logrará Grecia sentar un precedente contra las políticas capitalistas. Esto requiere de un movimiento como Blockupy – aquí y en todas partes.

La crisis es el capitalismo – todos los días, en todas partes del mundo. A partir de los márgenes de la crisis queremos llevar la resistencia al corazón del régimen europeo de crisis. Vamos a compenetrar las protestas Blockupy – con la movilización feminista en Frankfurt:

¡Desfondemos el patriarcado y el capitalismo: coloquemos la Vida en el centro! Participad! Levantados! Bailad! Cuidados!

¡18CeroTres – allí nos ves! ¡Desfondemos el patriarcado y el capitalismo!
¡Participad! ¡Levantados! ¡Bailad! ¡Cuidados!

  • Iremos de paseo alrededor de la nueva sede del Banco Central Europeo con mucho color, creatividad y sin violencia
  • Conmemoraremos el 144° aniversario de la Comuna de París – ¡Mujeres a los bloqueos! – Participaremos en actos de desobediencia civil
  • Mitin conjunto en el centro de la metrópoli bancaria Frankfurt
  • A partir de las 17h Chic en el bloque negro – ¡No nos dejaremos dividir! Bloque Queer Feminista en la Manifestación Central Blockupy